Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2019

El final de una historia de un relato, ¿qué tanto importa?

Imagen
El final de una historia cuenta mucho. La forma como termine, incide para que recordemos un relato literario, o, por el contrario, lo mandemos al envoltorio de los olvidos. 
Los buenos relatos son recordados por la manera cómo concluyen.

Precisamente, en es este momento, sin hacer mucho esfuerzo, la polea memorística me ha colocado la imagen de cómo termina la novela Pedro Páramo, del escritor mexicano Juan Rulfo:

Al cacique Pedro Páramo, marchitas sus fuerzas, nostálgico, sentado en su mecedora, lo empieza a abandonar la vida, acordándose de la mujer que tanto amo, Susana.

Y me llega, como si yo lo hubiera llamado,  otro final precioso de una novela corta, Noche de Califas, del literato mexicano Armando Ramírez:

Huyamos de los lugares comunes o frases hechas en la literatura

Imagen
Las obras de escritores noveles (y unos ya no tantos) están plagadas de lugares comunes, frases hechas o metáforas muy manoseadas. Caen en este error, en muchos casos, autores desconocidos que empiezan a pisar el competido mundillo de la literatura, no importa si han autopublicado sus textos o sus obras llevan el sello de alguna editorial. 

Este artículo nace a raíz de lecturas que he realizado, con el fin de reseñar las obras leídas.

Cómo construir una historia que cautive

Imagen
Quien escribe cuentos o cualquier otro tipo de narración literaria, debería poner esmero en cómo construir una historia de tal modo que ese entramado narrativo agarre al lector, lo siente frente al texto y no lo suelte hasta que haya leído todo el relato.

Y es que el armado de la historia (la trama) es de vital importancia para lograr un interés en el texto narrativo.

El asalto, cuento

Imagen
Este cuento, me lo publicó, a principios de los años 90, El día de los jóvenes, suplemento de El día, un periódico de México. Fue uno de los primeros relatos que yo daba a conocer de manera pública. Aunque para mí era un cuento, el editor del suplemento, sin embargo, lo catalogó como crónica.

He realizado algunas correcciones, a fin de darle un mejor acabado, aunque he respetado la idea original del cuento.

A continuación, el cuento:




El asalto
Abordé el metro en esas horas cuando está preñado de gente; en esas horas en que pareciera que va a parir a esa masa humana.