Como enfrenté al Covid y lo vencí (aunque quedé maltrecho)

Rodé por las escaleras, sin sentido. Inconsciente, no oí los gritos de ella, que trataba de cargarme.

Pero, debilitada al extremo por los embates del bicho, no logró moverme.

Eran once días desde que el bicho me había pescado, y esta vez me había dado un golpe tan brutal que me quitó el aire suficiente para poder mantenerme en pie.

Si los días anteriores, desde que empecé a sentir ese cansancio excesivo, habían sido tan difíciles, a partir de esta caída, el peligro de apagarme para siempre era mas certero.

Ese día, mis niveles de oxígeno estaban en 78 puntos, 12 escalones abajo del nivel normal. Requería un tanque de oxígeno, por lo que los paramédicos quisieron llevarme a un hospital.

-No, no voy a ninguna clínica -contesté.

"Para morir, mejor en casa", pensé.

Y me dispuse a enfrentar las embestidas del bicho, el cual también lanzaba zarpazos a mi hija y a mi esposa, quienes en sus cuartos, solitas, libraban los ataques del intruso...

Para morir me quedé en casa, sin oxígeno, ni nada. Medicinas sí y distintos remedios caseros usé, en ese afán desesperado por no querer perder la batalla.

En esta serie de relatos cuento cómo le hice para no morir (aunque estuve a punto de no lograrlo). Detallo los cuidados, las medicinas y remedios caseros que utilicé para vencer al intruso temido.

En ese tiempo de mi lucha con el bicho, me enteré de finales fatales de amigos, vecinos, familiares y conocidos. En hospitales públicos, dieron sus últimos intentos desesperados por meter aire a sus pulmones.

Mi historia dio otro giro en casa. Aquí contaré fragmentos. El contenido total estará disponible para quienes adquieran el ebook en Amazon o para los suscriptores de este blog.

Quizá, lo que cuente en mi testimonio pueda ayudar a alguien librarse de un final funesto por las embestidas de este bicho invisible pero peligroso.

Los suscriptores de este blog (ja, y quienes compren el ebook en Amazon) tendrán acceso privilegiado a todos los relatos de esta serie.

Sin embargo, de vez en cuando, podré poner al alcance de todo el público, uno o más episodios de este testimonio largo de más de cien páginas.

Quizá quieras leer todos los textos donde relato cómo le hice para no dejarme vencer por este bicho...Tal vez encuentres algo en la narración completa que pudiera salvar tu vida o la de un ser querido. Entonces, podrías adquirir el ebook en Amazon, cuando esté disponible. 

La otra manera de tener acceso a mi testimonio sobre este terrible (y a veces mortal) contagio, es suscribiéndote al blog (la casilla para hacerlo está arriba (abajo o al lado del título del blog).

Quizá tú también tengas algo que contar sobre este bicho temible. Hazlo en la zona de los comentarios. O, si lo prefieres, envía tu texto a este blog y lo publicaremos (claro, después de revisarlo). Lo recibo en el correo: javytorresaguilar@gmail

Comentarios

  1. Javi, qué miedo leer esto... Me quedé tocada. Besos

    ResponderBorrar


  2. Sí Marisa G, es muy angustiante saber que el bicho te ha pescado y que puede llevarte al despeñadero mortal... Afortunadamente aún puedo contarlo,.. por el momento.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Gracias por contactarnos. En breve le responderemos.

Entradas más populares de este blog

Inicio, nudo y desenlace de un cuento corto

Hacer copy pega en la tarea con Internet y no se dé cuenta tu maestro: trucos

¿Qué es el nudo y desenlace de un cuento?

Cómo iniciar un cuento inventado

Características de neologismo, que deberías conocer

26 Diccionarios en línea gratis que deberías conocer [2021]

Acordeones y trampas para examen: ventajas y desventajas