Breves historias para que los niños empiecen a leer

breves historias


Las breves historias son muy útiles para que los niños empiecen a leer. También son buenas para educarlos y guiarlos en el buen comportamiento.

Son idóneas también, las breves historias, para dar consejos a los infantes.

Además, sirven para alejar a los pequeños de programas y mensajes muchas veces dañinos que aparecen en las redes sociales como YouTube o Facebook: en lugar de que estén pegado al celular o la computadora gastando el tiempo en mensajes insulsos sería mejor que leyeran buenos cuentos cortos.

Por otra parte, si un niño lee breves historias podría crecerle el gusto por la lectura y en el futuro podría ser un escritor.

Breves historias que deberían leer los niños


Las breves historias, dependiendo de su tipo, podrían clasificarle de la siguiente manera:
  • Relatos clásicos y tradicionales
  • Fábulas
  • Leyendas
  • Breves historias de hadas
  • Breves historias de princesas
  • Breves historia para dormir

Relatos clásicos y tradicionales


Son aquellas breves historias (bueno, unas no tanto) que perduran a través del tiempo y que no pasan de moda.

Entre las narraciones cortas clásicas y tradicionales estan:
  • Caperucita Roja,
  • La Cenicienta,
  • Pinocho,
  • Blanca Nieves,
  • El patito Feo,
  • Aladino y la lámpara maravillosa,
  • Alí Babá y los 40 ladrones,
  • El ganso de oro,
  • El soldadito de plomo,
  • Pulgarcito,
  • Juan sin miedo,
  • Simbad el marino.

Fábulas

Las fábulas son breves historias que contienen una moraleja o consejo. Son muy útiles para que los niños aprendan las consecuencias de malas acciones.

La moraleja de las fábulas ayuda a que los pequeños aprendan buenos valores y comportamientos rectos.

Entre las fábulas están:
  • El lobo y la grulla,
  • El perro y su reflejo,
  • El murciélago y las comadrejas,
  • El león y el ratón,
  • La cigarra y la hormiga,
  • El burro con piel de león.

Leyendas


Las leyendas son breves historias que se transmiten de generación en generación. Algunas son tristes y otras son de aventuras.

En todas las culturas hay leyendas.

Aquí enumeramos algunas de estas breves historias:
  • La llorona,
  • La piel del venado,
  • ¿Por qué los perros se huelen la cola?
  • La leyenda del águila,
  • El molino mágico.

Breves historias de hadas


Son breves historias donde prevalece la magia y la fantasía, las cuales encantan a los niños. 

Estas narraciones cortas están llenas de misterio, lo cual hace despertar la imaginación de los niños.

Entre las breves historias de hadas están:
  • El hada de los deseos,
  • El tambor de piel de piojo,
  • La cenicienta,
  • El principe rana,
  • La princesa y el jazmín.

Breves historias de princesas


En estas narraciones cortas, las protagonistas son las princesas. Encantan estas historias breves a niños y niñas.

A continuación mencionamos algunas de las breves historias de princesas:
  • La cenicienta,
  • La princesa y el guisante,
  • La bella durmiente,
  • Blanca Nieves.

Breves historias para dormir


Son relatos breves para que los pequeños duerman y quizá sueñen con los fantásticos personajes. Pueden ser de cualquier género, excepto de terror, pues se trata de atraer el sueño, no de espantarlo. 

En la categoría de historias breves para dormir entran tanto las historias breves de hadas como las de principes encantados.

En la lista de las historias breves para domir están:
  • Tío Tigre y Tío Conejo,
  • El regalo de la princesa,
  • La ratita presumida,
  • La princesa y la sal,
  • El gigante egoista.

Estas breves historias que mencionamos son muy buenas para que los niños despierten su imaginación y se inicien o profundicen en el placer de la lectura.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cómo iniciar un cuento inventado

¿Qué es el nudo y desenlace de un cuento?

Inicio, nudo y desenlace de un cuento corto

Hacer copy pega en la tarea con Internet y no se dé cuenta tu maestro: trucos

Acordeones y trampas para examen: ventajas y desventajas

Características de neologismo, que deberías conocer

Flashback, ejemplos en la literatura

Ejemplos de impropiedad del lenguaje que deberías conocer